Unas tarjetas que
te siguen el ritmo

En las buenas, en las malas… ¡y en las mejores!
Las tarjetas Joven In, te acompañan en todas.

Todas para ti, ¡y tú para todas!

Comprar nunca fue tan rápido y seguro como lo es ahora. Ya sea en el barrio, en el campus, de Interrail o desde el sofá de casa. Con las tarjetas Joven In, tu dinero siempre disponible: de crédito, de débito y virtual. ¡Descúbrelas!

Tarjeta de Crédito Joven In

Porque las oportunidades se plantan un día cualquiera, sin avisar, y tú no quieres perderte ni una. Con la Tarjeta de Crédito Joven In puedes hacer realidad tus planes, beneficiarte de la cobertura de tener un seguro de viaje, retirar efectivo en más de un millón de cajeros de todo el mundo y, además, elegir la forma de pago que mejor se adapte a ti. ¡Alegría!:

Y para época de imprevisto o caprichos.... podrás aplazar una o varias compras a través del Servicio de Compra Personalizada sin alterar el resto de pagos de tu tarjeta. (Servicio válido para compras superiores a 90 euros) ¿A que no das crédito a lo que lees?

Tarjeta de Débito Joven In

Existe una vida mejor, la vida que te ofrece la Tarjeta de Débito Joven In, una vida en la que…:


  • Olvídate de llevar cash.
  • Podrás pagar todas tus compras en tus tiendas favoritas físicas y online.
  • Y cuando lo necesites, podrás sacar dinero, estés donde estés, en más de un millón de cajeros de todo el mundo.
  • Además, ¡tendrás el saldo de tu cuenta bajo control! Porque el cargo de tus compras o del dinero que saques se realiza de manera automática.

Tarjeta Virtual

Internet a veces puede ser un lugar inseguro para realizar compras, ¡pero con la Tarjeta Virtual se acabaron los miedos!

Es muy sencilla de utilizar: la recargas con el importe que quieres gastar en tu compra y pagas con ella sin facilitar el número de tus tarjetas habituales.


  • Recarga tu tarjeta desde Ruralvía Banca Digital (con un límite de hasta 3.000€).
  • En caso de robo o fraude, no tendrán acceso a los datos de tu cuenta.
  • Si tienes saldo extra y no quieres gastarlo, puedes volver a descargar ese dinero en tu cuenta o tarjeta de crédito.

¡Ciao cartera! ¡Hola móvil!

Mientras lleves el móvil encima, dices sí a todos los planes.

Ahora, aunque se te olvide la cartera, puedes estar bien tranqui. Con el pago móvil y bizum, ¡está todo hecho!

¡Joven In desde ya mismo!

¿Qué, a que mola ser Joven In? Pues si eres mayor de 18 años ábrete una cuenta(1) ya mismo y empieza a disfrutar de lo mejor de ser joven…

(1) Las cuentas para menores de 18 años necesitarán la figura de un tutor o representante legal.

Tsh, tsh... ¡No te pierdas una!