Síguenos en

De serie en serie y tiro porque me toca

Que el mundo de las series nos ha atrapado nadie lo pone en duda ¿verdad? Ya el nivel de enganche de cada unx es otra cosa… porque cuál sería tu respuesta si te preguntamos: ¿serías capaz de, en una sentada, ver solo un capítulo de tu serie favorita? ¡JAQUE MATE!

Hemos normalizado dar a siguiente, y siguiente, y siguiente… ante un Netflix, Movistar, HBO o Prime que nos come vivos. Y cuando devoramos una temporada tras otra y se nos acaba nuestra serie (y sentimos un vacío en el corazón como si nos acabara de dejar nuestro amor de la infancia) viene la plataforma de turno y nos suelta el mítico “te recomendamos esta serie”, vaya, gracias. Pues enviamos a otro cosmos nuestros planes del día y hacemos de tripas corazón y seguimos pegados, como zombies, a nuestro nuevo amor.

Y así van pasando los días… ¡y la vida!, que sin comerlo ni beberlo te has petrificado en el sofá cual Tutankamon, pero, ¿¡por qué!? ¿Por qué las plataformas audiovisuales quieren tenernos hipnotizados? Fácil, the money. Así es, porque nuestro tiempo es oro que llena las cuentas bancarias de Netflix y cía.

Pero claro, cómo dejar de ver el contenido que construye parte de nuestra vida social; porque ese es otro tema. Gran parte de nuestras conversaciones con amigxs, familiares y/o compañeros de trabajo tratan sobre las series y pelis que estamos viendo. Y si nos tenemos que quedar hasta las 4 de la mañana para saber si Jon Snow acaba con Daenerys, pues nos quedamos. ¡No vaya a ser que al día siguiente nos hagan spoiler en la ofi!

Bromas aparte, es importante que nos convenzamos de que este enganche con las plataformas de series/pelis puede llegar a ser un problema. Y no solo lo decimos nosotros; la psicóloga experta en adicciones tecnológicas, Gabriela Paoli, afirma que cada vez llegan más pacientes a su consulta con comportamientos adictivos, hasta asegurar que se ha encontrado con casos de pacientes que están con tres monitores a la vez, ¡para flipar!

Está claro que este tema a algunx se le ha ido de las manos. Y es que, según unos datos publicados por Barlovento Comunicación, los españoles pasamos una media de 4 horitas y media al día (¡AL DÍA!) delante del televisor. Y como apunte, lideramos la lista europea, vaya.

Y como para gustos, colores, llega Jaume Ripoll, cofundador de Filmin, y considera que aunque el consumo de televisión en España es elevado, esto no es un problema; y plantea la siguiente cuestión: ¿acaso nos quejamos de que alguien pase horas y horas leyendo? ¿Por qué no debería ser lo mismo con el consumo de series o pelis?

Nosotrxs, ante esta postura, lo único que tendríamos que decirle al Sr. Ripoll, es que hasta el momento, en el caso de los libros no han estudiado las necesidades de los usuarios gracias a unos algoritmos (al más puro estilo google) para indagar en sus gustos, navegación y comportamientos. Partiendo de esa base, pues como que no estamos hablando exactamente de lo mismo…

Ahora, vamos a sumergirnos en nosotrxs mismxs para encontrar la explicación a ¿por qué este no parar de consumir contenido audiovisual? La respuesta es sencilla; por la desconexión que nos crea. Consumir series sirve como anestesia, es una manera de evasión ante los dramas de la REAL LIFE. Por ello, es vital que reflexionemos sobre una manera de ver pelis y series de manera saludable y, sobre todo, cuánto tiempo estás hipnotizado frente a una pantalla.

Pero claro, la pregunta sería ¿cuánto tiempo es el aconsejable? Pues te diremos que existe una estimación, y que no es casual. Lo ideal son exactamente 120 minutos. Y tú dirás, why?, pues resulta que es el tiempo en el que el cerebro empieza a distraerse y el punto de no retorno.

Hablemos de nuestras queridas endorfinas y dopaminas que es lo que provoca el enganche al seriéfilo. Y es que, como si de una droga se tratara, el consumir capítulos y capítulos, uno detrás de otro, hace que esto sea una fiesta de segregación de endorfinas y dopamina que recompensa nuestro body.

Y como no podía ser de otra manera, la pandemia ha incrementado este atrincheramiento en el sofá, fomentando el ocio digital y es que, a los jóvenes el “bicho” nos ha cambiado mucho.

No hay duda de que es hora de pararnos a reflexionar y pensar que debemos repartir mejor el tiempo de ocio; que el tema series está muy bien, sobre todo si aprovechas a verlas en V.O. y, de paso, practicas tu english. Pero tu gente y la vida real está más allá de la pantalla ¡no la pierdas de vista!

¡No te lo pierdas!

Suscríbete a nuestra newsletter:



Si eres cliente, selecciona la Caja a la que perteneces. Si no lo eres, selecciona la Caja desde la cual querrías ser contactado:

Responsable: Banco Cooperativo Español, S.A. y Cajas Rurales adheridas al Programa Joven IN (Ver entidades en el apartado QUIENES SOMOS de la web). Finalidades: Suscripción newsletter, remitir otras comunicaciones comerciales de productos que comercializamos, elaborar perfiles particulares para ajustar nuestra relación y ofertas para ti, actualizar tus datos y enriquecerlos con datos públicos con fines comerciales y crear modelos de comportamiento a través de datos anónimos y seudonimizados para fines comerciales. Legitimación: clientes del Banco o de las Cajas Rurales del Programa: Interés Legítimo, no clientes: Consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros. Derechos: Como titular de los datos, tienes derecho a acceder, actualizar, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, dirigiéndote a la dirección de correo electrónico del Delegado de Protección de Datos de la entidad seleccionada pinchando aquí aportando copia de tu DNI.


Deseo recibir comunicaciones comerciales sobre productos y servicios, inclusive por vía electrónica.
Acepto enriquecer mis datos con fuentes externas.