Síguenos en

Koselig y el poder de la mente

Los jóvenes hemos conseguido que el chill sea una de las expresiones más conocidas actualmente, pero ¿conoces el concepto de felicidad escandinavo que supera el relax del chill?

Un clima frío, pero un corazón cálido. ¿Por qué? Practica el koselig. Podemos traducirlo como los “pequeños placeres”. El disfrutar de tu plato favorito, de un baño con sales y velitas, estar en un sitio tranquilo rodeado de tu gente…

Es un poco subjetivo, no lo vamos a negar, pero la base es el hecho de apreciar un tipo de situaciones en el día a día que te transmiten paz o felicidad, el crear una situación agradable o acogedora, o que haya factores que la propicien, como las buenas compañías.

Los países nórdicos tendrían que estar condenados a pasar medio año tristes y desesperados por no ver la luz del sol, pero han conseguido crear lo contrario. El primer paso es un entorno acogedor, dotarlo de comodidad y tener una presencia humana que lo complete. Las relaciones sociales son la base del koselig, ya que ayudan a reducir el estrés y la ansiedad.

Esto mismo sucede cuando desconectamos de cosas como el teléfono móvil, nos sentimos más calmados cuando nos deshacemos de internet y del mundo, concentrándonos en nosotros. El estar pegados al teléfono hace que aumente el cortisol, una hormona asociada al estrés, y esto puede conllevar problemas como ansiedad, irritabilidad o falta de sueño entre otros.

Hay más factores a tener en cuenta, como la alimentación o el contacto con la naturaleza, pero quizás ahora es buen momento para empezar a practicar la abstracción, la auto-retrospección o simplemente disfrutar los momentos acogedores con la familia y amigos.