Síguenos en

¡Que no pare la (buena) música!

En esta vida hay que tener arte para todo, también para saber escoger buena música. Y en lo que a música se refiere, como en tantas otras facetas de la vida, para gustos, colores.

Puedes aborrecer el reguetón o dormirte con la música clásica, pero todos tenemos un género musical que nos revuelve el estómago, nos pone el body en movimiento o nos recuerda a alguien. Y para poder vivir todas estas sensaciones, una detrás de otra, se inventaron las listas de reproducción. Pero cuidaaaooo, que saber hacer una de estas maravillas no es moco de pavo y, como todo, tiene su truquito. Nosotrxs venimos a mostrarte el camino hacia: LA PERFECTA LISTA DE REPRODUCCIÓN. Porque aunque claro está que tu playlist debe estar hecha para gustarte fundamentalmente a ti, a todxs nos mola mucho eso de que la estén reproduciendo otras muchas personas; es algo así como sentirnos DJs en la sombra.

Pues bien, lo primero de todo es elegir una temática. Esto es vital, why? Fácil, un objetivo claro nos ayuda a llegar a la meta. Al final, si vamos a lo loco, terminaremos con una lista muy random y sin personalidad alguna.

Vamos a ponértelo bien fácil y chivarte algunas ideas de temas para tu lista:

  • Temporales: desde lo que más se movía en los años 60, hasta las últimas novedades de la semana; en este último caso, te tocaría ir actualizándola cada semana… es lo que tiene querer estar a la última.

 

  • Emocionales: qué necesitas aliviar ese sentimiento de tristeza y liberar tus emociones, crea una playlist que te toque la patata, , o bien una para levantar el ánimo camino al trabajo o a la uni.

También es importante que establezcas una duración. Nuestra recomendación es que no supere 1 hora. En épocas pasadas, donde a más de uno le hubiese encantado vivir (arriba lo vintage), las cintas o discos ya se encargaban de limitar nuestra música, por su propia duración. Pero hoy es otro cantar; las plataformas de streaming o el mundo digital nos regalan un mundo infinito donde agregar canciones non stop, sin pensar en espacios y límites. But, ¿eso es bueno? Pues no amigx. Antes había que seleccionar y eso significaba que las canciones que estaban dentro de ese cassette, oh my god, ¡ERAN TEMAZOS! Mientras que ahora, en ese mundo infinito de temas, está claro que siempre se cuela algún pluf.

Nuestras madres van a estar orgullosas, y es que el orden de tu playlist no altera el producto, pero si a la audiencia. Si no eres organizado para este “proyecto” te pedimos que lo seas, el orden de las canciones tiene que tener un sentido ¿y esto qué significa? Tranqui, que no te dejamos a la deriva en este viaje. Piensa en tu playlist como en una conversación; que una canción conteste a otra. Da rienda suelta a tu mente estratega. Tu primera canción debe ser como ese coqueteo previo antes de pasar a la acción con tu crush. Así que no enseñes tu carta ganadora hasta mitad de la playlist. Y muy importante ¡no metas canciones de relleno!

 

Y un último consejo. Han cambiado mucho los hábitos a la hora de consumir música y lo que se busca actualmente es variedad. Así que grábate esto a fuego: a no ser que tengas una razón que vaya a salvar al mundo del apocalipsis, procura no repetir artistas y, mucho menos, canciones en una misma playlist.

Y una vez que has puesto en orden tu playlist, toca hacer lo mismo con tus gastos. Y para eso nada mejor que la app RuralVía Móvil, con la que podrás consultar todos tus movimientos e incluso ampliar tu crédito, vamos, ¡lo más!

Dicho esto, ¡dale al play  y sube el volumen!

¡No te lo pierdas!

Suscríbete a nuestra newsletter:



Si eres cliente, selecciona la Caja a la que perteneces. Si no lo eres, selecciona la Caja desde la cual querrías ser contactado:

Responsable: Banco Cooperativo Español, S.A. y Cajas Rurales adheridas al Programa Joven IN (Ver entidades en el apartado QUIENES SOMOS de la web). Finalidades: Suscripción newsletter, remitir otras comunicaciones comerciales de productos que comercializamos, elaborar perfiles particulares para ajustar nuestra relación y ofertas para ti, actualizar tus datos y enriquecerlos con datos públicos con fines comerciales y crear modelos de comportamiento a través de datos anónimos y seudonimizados para fines comerciales. Legitimación: clientes del Banco o de las Cajas Rurales del Programa: Interés Legítimo, no clientes: Consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros. Derechos: Como titular de los datos, tienes derecho a acceder, actualizar, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, dirigiéndote a la dirección de correo electrónico del Delegado de Protección de Datos de la entidad seleccionada pinchando aquí aportando copia de tu DNI.


Deseo recibir comunicaciones comerciales sobre productos y servicios, inclusive por vía electrónica.
Acepto enriquecer mis datos con fuentes externas.