Síguenos en

Follow me y presume de perfil

Tener un perfil de IG tan llamativo y cuidado como el de un influencer es posible. Es cierto que el universo IG es cada vez más competitivo y, por ello, resulta muy difícil destacar, ser único… pero, don´t worry, nada en esta vida es imposible y con unos truquitos e invirtiendo tiempo, conseguirás tener el IG más trendy.

Vale, vamos a empezar. ¿Preparad@ para cambiar tu feed?

Primero, ¿qué es lo que haces cuando conoces a alguien? Te presentas, ¿no? Pues lo mismo debe pasar en tu biografía; digamos que es nuestro hola al mundo. Por eso es importante que te lo curres bien, que te defina y que tenga tu toque personal. Debes invertir tiempo y ponerle cariño, para que tu público se sienta identificado, quiera saber más de ti o vea algo diferente que le llame la atención y le genere interés.

Esto son algunos aspectos que debes tener en cuenta:

  • ¿Quién eres? Puede parecer que nos estamos poniendo intensos, pero nada que ver, en realidad simplemente se trata de dejar claro si eres una marca o un perfil particular dispuesto a mover masas. Para ambos casos es importante añadir algo que te defina, para que la gente que te lea te pueda conocer mejor y empatice contigo, y así crear el tan deseado engagement.

 

  • Si eres una marca, esto es importantísimo: el nombre “tu nombre” tiene que estar presente en tu biografía y en el contenido que publiques. ¡En la diferencia está el éxito! Saber qué contar y cómo contarlo es importante. Con lo cual, para crear un buen perfil profesional deberás tener claro: a quién te diriges, ya que nuestro público objetivo debe sentirse atraído y/o identificado con tus contenidos. Exponer qué haces y cómo lo vas a proyectar a tus seguidores, es importante para ese flechazo a primera vista tan deseado con tu público.

Y por supuesto, no desaproveches la oportunidad, en tu biografía, ¡mete un call to action como una catedral! Este nos invita, con un clic, a descubrir más sobre ti. Y aquí tenemos todo un mundo que proponer: un curso gratuito, tu última entrada al blog, promociones activas, lanzamiento de producto, tu porfolio… ¡Dale al coco!

 

  • Vale y aquí llega la joya de la corona. Crea siempre contenido de calidad y sé perseverante. Nadie se va a interesar en tu Instagram si el contenido que subes no es bueno o si lo subes de pascuas a ramos. Aprovecha los días importantes para que todos sepan que estás al día de lo que pasa en el mundo y que no se te escapa nada… ¡Cualquier oportunidad es buena para despertar curiosidad o interés en tus followers!

 

Vale, hemos hablado, en líneas generales, con lo que se topa una persona al entrar en tu perfil, ahora vamos a la chicha. Tus primeras publicaciones, fotos… tienen que tener sintonía, ser primas hermanas, que estén conectadas y seguir un mismo estilo que te ayude a crear una imagen general de tu feed que sea coherente; dicho de otra manera, procura que cada publicación que hagas no sean cada una de su padre y su madre.

Lo que está claro es que, si ya han llegado hasta tus fotos, es porque están interesad@s, así que es el momento para rematar la jugada: tus fotos deben contar cosas sobre ti, sobre lo que haces, tus gustos, hobbies…

¿Seguimos dándole vueltas? Una herramienta muy útil son las historias y, más en concreto, las historias destacadas. Los famosos stories han pasado a convertirse en el contenido más consumido en IG, siendo además un formato que, a diferencia de los posts que permanecen forever en tu feed, justamente por su carácter efímero, te permiten mostrarte más cercano y natural, hablando “directamente” con tus seguidores y mostrando trocitos de tu día a día. Gracias a las highlights puedes seleccionar aquellas stories más “cuidadas” y/o que aporten un contenido de valor para tu comunidad y guardarlas como Destacadas. Consejito: crea categorías para dar un mejor aspecto de organización de contenidos.

También una manera de llegar más rápido a tus objetivos de viralización de tus contenidos es promocionando tus publicaciones. Tranqui, que no te vas a arruinar. Con una pequeña inversión, como por ejemplo 10€, llegarás a bastante gente. Y, de todas formas, para tener un control total de tus gastos, con la app Mis finanzas de Joven podrás hacerlo de forma clara y sencilla.

En definitiva, como hemos dicho, lo más importante es que tu perfil de IG sea un claro espejo de ti mismo. Debes ser fiel a tu personalidad. Al final, lo que triunfa en las redes, como en la vida misma, es la autenticidad.