Síguenos en

¿Qué es el vishing y cómo puedes evitarlo?

¿Has recibido una llamada de alguien diciéndote que hay un movimiento extraño en tus tarjetas o de una compañía de teléfono para devolverte dinero por un error en tu factura? Desconfía, probablemente sea un intento de vishing.

El vishing es una forma de phising que consiste en el robo de datos a través de una suplantación de identidad. Son fraudes que se cometen aprovechando las nuevas tecnologías, concretamente a través de una llamada telefónica.

La persona que te contacta se hace pasar por una entidad que te solicita tus datos financieros. Esta puede ser diversa: tu banco, un operador de internet, un técnico informático, tu compañía de teléfono…

La forma más habitual de llevarlo a cabo, es que la persona se hace pasar por un empleado del banco, para comunicarte que están usando tu tarjeta de forma fraudulenta, y te pide los datos de la misma para solucionar el problema. Con esto consiguen acceder a tu tarjeta para realizar compras online con ella.

Vale, y ¿cómo lo puedo evitar?

Lo primero es no facilitar información personal, ni bancaria, a través del teléfono al recibir una llamada. Tanto tu banco como tu compañía telefónica ya disponen de esa información, por lo que no sería necesario que se la proporciones de nuevo a quien te está llamando, eso ya te debe hacer sospechar.

Si crees que has podido ser víctima de un intento de vishing, ponte en contacto con tu banco, por otro medio, para verificar la información. También puedes comprobar el origen de la llamada buscando en internet el número de teléfono.

Una de las mejores formas de evitar este y otro tipo de estafas es aprovechar la posibilidad de bloquear llamadas no deseadas que tienen integrados cada vez más móviles.

¡Recuerda! La mejor solución es la prevención, nunca debes hacer caso a este tipo de solicitudes que te lleguen por SMS, llamada telefónica, correo, etc. Y si piensas que has podido ser víctima de una estafa, y tienes una Cuenta Joven In, ponte en contacto con nosotros lo antes posible en el 91 334 67 80 para recibir atención o anular tus tarjetas. Y, además, pon una denuncia en la Policía o la Guardia Civil.