Síguenos en

La cara que se te va a quedar al pagar online con Bizum

“Eh, paga tú y te hago Bizum.”

Esta frase ya forma parte de nuestro día a día y estamos seguros de que lxs camarerxs de todos los bares españoles lo agradecen en el alma.

Porque hoy en día eso de dividir la cuenta está pasado de moda y si ahora alguien nos dice que no tiene Bizum, nos imaginamos a esa persona prácticamente en el medievo, con el caballo y la lanza.

Nosotrxs hemos evolucionado y Bizum también lo está haciendo con nosotros… Y es que la app ya no se limita al simple envío de dinero, sino que ha ido un paso más, y ahora también te permite pagar tus compras online, ¿cómo? De una forma muy sencilla.

¿QUÉ TIENES QUE HACER PARA PAGAR TUS COMPRAS ONLINE CON BIZUM?

  • Selecciona el modo de pago con Bizum en la web del comecio
  • Introduce tu número de teléfono y tu Clave Bizum
  • Valida tu compra online con el código que recibas en tu móvil

Y LISTO, ¡ASÍ DE FÁCIL! No tendrás que facilitar más datos.

¿Qué más se puede pedir que marcarte tu shopping online y pagar directamente con Bizum? no puede ser más cómodo y seguro. Si eres de lxs pocos que aún no tiene la app de Ruralvía  Pay, descargártela desde tu tienda Google Pay o Apple Store, es muy sencillo, te contamos todo aquí.

Lxs que tenemos la App de Ruralvía Pay desde hace tiempo sabemos la de veces que nos ha salvado la vida. Por ello, hemos hecho una recopilación de algunas de esas situaciones que casi todxs hemos vivido alguna vez y que pudieron llegar a ser catastróficas, pero no lo fueron gracias a un factor importante: ¡tener Bizum descargado!

Situación Nº1:

Era una tarde tonta y caliente, de esas que te pega el sol en la frente… y lo menos que apetece es ir a comprar las malditas lentillas porque se te ha acabado la cajita. Total, que vas tú con todo el caloret a la óptica más cercana, con el coche a 48º. Y cuando te dispones a pagar en la óptica, pasas tu móvil y zas, ERROR.

Momento vergüenza, pero no dura mucho porque tienes un plan B: whatsApp al grupo de la family pidiendo un Bizum urgente de 15€ y, en menos de lo que has tardado en leer estas líneas ya tienes tu dinero, tu caja de lentillas pagadas y tu vuelta al horno que es tu coche.

Situación Nº2:

¡Hoy se lía! Cenita&party con lxs colegas, el plan perfecto de viernes. Ahora, como tengamos que entrar antes de una hora a la discoteca, estamos perdidxs. Todos sabemos lo que es hacer cuentas al final de una cena: el/la camarerx esperando con el datáfono y mirándonos como si nos estuviera perdonando la vida; Pedro pagando 15,50€ porque no ha tomado postre ni vino, Eva 21,50€ porque ella ha tomado de todo; que si Jorge se ha tenido que ir con prisa y ha dejado 20€ en vez de 21,50€…. En fin, un cuadro todo…

¡Pues se acabó esta anarquía! Se pide la cuenta, se hace Bizum a una persona del grupo y esa persona es la única que paga la cuenta en el restaurante ¡y venga, rapidito que si no, no entramos por lista en el garito!

Situación Nº3:

Te has echado una partida al Tinder, et voilà! Cita a ciegas en un bar del centro. Si, el chico (o la chica) muy guapx, pero menos conversación que un zapato. Tú que has sido listx tenías preparada una llamada de auxilio y rezas porque tu Uber llegue pronto… Pero pequeño inconveniente, cuenta bancaria a 0 hasta que cobres (consejito de gratis, no controlar los gastos se puede terminar con el servicio Mis Finanzas de Ruralvía). Y, claro, toca llamada de auxilio al grupo: All you need son amigxs: “Chicos, cita horrible, ¿algún alma caritativa que me haga un Bizum de 5€ para escapar de aquí?”

Porque vale, Tinder mola (con algún fallito que otro), pero Bizum mola mucho más.

Situación Nº4:

¡Hay unos billetes tirados de precio para volar a Roma! Y como no espabiles van a volar. Pero, para variar, en esos momentos crítico tu cartera no aparece (le ha dado por esconderse justo ahora…); quizás el hecho de que tu habitación parezca una leonera también puede tener algo que ver. Pero seguro que hay algo que no se separa de tu mano, ajam, ¡el móvil! ¿Y que tienes en el móvil? ¡BIZUM! Así que problema resuelto y esos billetes a Roma son tuyos.

Estamos seguros que te has visto reflejadx en alguna de estas situaciones (o en todas), con lo cual, si todavía no tienes esta maravilla del S.XXI en tu móvil, no esperes más y da el salto al método de pago que te lo pone aún más fácil.

¡No te lo pierdas!

Suscríbete a nuestra newsletter:



Si eres cliente, selecciona la Caja a la que perteneces. Si no lo eres, selecciona la Caja desde la cual querrías ser contactado:

Responsable: Banco Cooperativo Español, S.A. y Cajas Rurales adheridas al Programa Joven IN (Ver entidades en el apartado QUIENES SOMOS de la web). Finalidades: Suscripción newsletter, remitir otras comunicaciones comerciales de productos que comercializamos, elaborar perfiles particulares para ajustar nuestra relación y ofertas para ti, actualizar tus datos y enriquecerlos con datos públicos con fines comerciales y crear modelos de comportamiento a través de datos anónimos y seudonimizados para fines comerciales. Legitimación: clientes del Banco o de las Cajas Rurales del Programa: Interés Legítimo, no clientes: Consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros. Derechos: Como titular de los datos, tienes derecho a acceder, actualizar, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, dirigiéndote a la dirección de correo electrónico del Delegado de Protección de Datos de la entidad seleccionada pinchando aquí aportando copia de tu DNI.


Deseo recibir comunicaciones comerciales sobre productos y servicios, inclusive por vía electrónica.
Acepto enriquecer mis datos con fuentes externas.