Síguenos en

¡Con la mochila austriaca a cuestas!

Seamos más o menos optimistas, parece que para cuando llegue, dentro de muchos años, el momento de nuestra jubilación, el tema “pensiones” no pinta muy bien. Por ello, acogiéndonos al último informe de Banco de España, que corrobora lo dicho anteriormente, se ha vuelto a hablar de la “mochila austriaca”.

Si no habías oído hablar de ella hasta ahora, seguro estarás con la cabeza echa un lío preguntándote qué tiene que ver la jubilación con una mochila austriaca. Te lo explicamos a grandes rasgos; la mochila austriaca pretende ser un complemento a la pensión de jubilación, de tal forma que, gracias a ella, el trabajador tiene la posibilidad de ir haciendo un “colchoncito” a lo largo de toda su vida profesional.

¿Cómo proponen que se vaya haciendo ese colchoncito? La idea es que, cada mes, el empleador (la empresa) aporte un porcentaje del salario bruto del empleado a este fondo. Y vamos a ir más allá, porque este dinerito no se queda parado viendo la vida pasar, ¡no!, se invierte en búsqueda de un crecimiento, siendo el Estado el que garantiza el 100% del capital. ¡Tú invirtiendo y ni lo sabías!

Suena bien ¿verdad? Además, este sistema tiene otras ventajas:

  • Se reduciría el problema de la abundancia de contratos temporales en España, al reducirse las diferencias, a nivel de indemnización, entre los distintos tipos de contratos.
  • También ayudaría al empresario que carga con un empleado poco productivo, pero que le es muy caro despedir, equilibrando la protección por despido entre fijos y temporales.

Teniendo en cuenta que el “reparto” del sistema de pensiones se ha visto más que pisoteado por la crisis económica, el nivel de desempleo y… ¿qué más? Ah si, la pandemia… Quizás esto sea un bote salvavidas para poder vivir plácidamente nuestra retirada en Benidorm.

Te estarás preguntando de dónde ha salido el nombrecito de mochila austriaca ¿verdad? Lógicamente, no hay que ser Einstein para conocer el país de origen… El sistema austriaco es el que avala este tipo de indemnización y muchos economistas lo ven como una clara solución.

Entonces, maravilla, ¿no? Aquí es donde llegan las complicaciones. Tenemos que poner de acuerdo a sindicatos, Gobierno, Banco de España… Porque cuando ha habido un acuerdo social, faltaban fondos y cuando haya un respaldo parlamentario pues… ¡quién sabe!

Uno de los principales problemas cuando esta propuesta salió a la luz, fue que según cómo se expuso, suponía fundamentalmente una reducción de la indemnización por despido. Sin embargo, los expertos señalan que lo mejor no sería reemplazar nuestro despido de 20 días por ir haciendo esta “hucha” año a año, sino apostar por un sistema mixto: una parte del despido se financiaría por la mochila y la otra parte por el número de días por año trabajado, igual que ahora.

Por si te estabas preguntando si esta propuesta afecta positivamente al paro, te diremos que ni tan mal. Austria cuenta con una tasa de paro actual del 5,6%, lo que después de una pandemia, tiene bastante mérito. Como apunte, antes de que el mundo hiciera ¡PUM! su tasa de paro era del 4,7% (2019).

Más allá de que finalmente se instaure en España o no este sistema de la mochila austriaca, lo que está claro es que, cada vez es más complicado acceder a un buen puesto de trabajo. Por eso, desde Joven In queremos echarte un cable desde nuestro Portal de Empleo. Si estás en paro o, simplemente, quieres cambiar de trabajo, visítalo ¡y mucha suerte!

 

¡No te lo pierdas!

Suscríbete a nuestra newsletter:


Si eres cliente, selecciona la Caja a la que perteneces. Si no lo eres, selecciona la Caja desde la cual querrías ser contactado:

Responsable: Banco Cooperativo Español, S.A. y Cajas Rurales adheridas al Programa Joven IN (Ver entidades en el apartado QUIENES SOMOS de la web). Finalidades: Suscripción newsletter, remitir otras comunicaciones comerciales de productos que comercializamos, elaborar perfiles particulares para ajustar nuestra relación y ofertas para ti, actualizar tus datos y enriquecerlos con datos públicos con fines comerciales y crear modelos de comportamiento a través de datos anónimos y seudonimizados para fines comerciales. Legitimación: clientes del Banco o de las Cajas Rurales del Programa: Interés Legítimo, no clientes: Consentimiento. Destinatarios: No se cederán datos a terceros. Derechos: Como titular de los datos, tienes derecho a acceder, actualizar, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, dirigiéndote a la dirección de correo electrónico del Delegado de Protección de Datos de la entidad seleccionada pinchando aquí aportando copia de tu DNI.

Sí, acepto recibir otras comunicaciones comerciales.
Sí, acepto enriquecer mis datos con fuentes externas.