Síguenos en

Han usado mi tarjeta de forma fraudulenta, ¿qué hago?

“Me ha llegado un aviso de mi tarjeta por un pago que no he realizado, ¿cómo lo soluciono?” Sigue leyendo; nosotros te damos las claves.

¿Cómo ha podido pasar?

El uso fraudulento puede pasar por una duplicación, robo o extravío de la tarjeta. Sin embargo, el mayor riesgo de que te ocurra esto, sin ser consciente, es por las compras online, ya que puede ocurrir que accedas a una web falsa que tenga la apariencia similar a la de la web original.

El problema, en estos casos, es que después de hacer el pago, además de no recibir el producto, pueden utilizar los datos de tu tarjeta para realizar otros pagos.

¿Qué puedo hacer?

  • Reclama los cargos. Ponte en contacto con tu banco, acercándote a tu oficina o llamando por teléfono, para notificar los cargos que se han realizado, y que tú no has hecho, y a partir de ahí comenzarán los trámites necesarios para que te los reintegren.
  • Bloquea o anula la tarjeta. A través de la app puedes bloquear tu tarjeta para que cualquier cargo que se pueda realizar, a partir de ese momento, sea automáticamente rechazado.
  • Denuncia en comisaría. Es importante que presentes la correspondiente denuncia para que se pueda llevar a cabo una investigación sobre el fraude cometido.

Robo de la tarjeta vs. duplicado

Si hacen un duplicado de tu tarjeta, y se verifica, pero no lo descubres hasta que te llegan los pagos, el banco te devolverá el importe total de las operaciones realizadas durante ese tiempo. Sin embargo, si te roban o pierdes la tarjeta, tú serás responsable de los gastos realizados, hasta que des el aviso a tu entidad bancaria, con un tope de 150 Euros. Consulta más información en este artículo.

¿Cómo puedo saber quién ha sido?

No hay forma exacta de conocer la identidad concreta de la persona, pero sí se puede saber dónde se realizó. Esta información puede resultarle útil a la policía para llevar a cabo la investigación y, si quién lo hizo no fue cuidadoso, puede haber dejado rastro de su identidad.

¿Cómo puedo evitarlo?

¡Muy fácil! Con la Tarjeta Virtual Joven In solo recargas el importe que quieres gastar, y podrás comprar por internet, sin facilitar los datos de tus tarjetas habituales. Además, tendrás la tranquilidad de que, en caso de robo o extravío, nadie tendrá acceso a tu cuenta corriente.