Síguenos en

Sol, playa y mucho más… – Málaga

Vamos pasando de fase en fase y lo bueno es que el cambio de fase nos va confirmando algunas cosas como, por ejemplo, ¡que sí podrá haber vacaciones en la playa este año! así que es hora de empezar a planearlas. Eso sí, toca apostar por el turismo dentro de nuestro país. Haz las maletas y prepárate a recorrer la Costa del Sol cantando aquello de “vaya, vaya, aquí si hay playa”.

Dónde desconectar

Hemos pasado mucho tiempo sin ver la luz del sol, así que este verano, más que nunca, todos haremos nuestro aquello de “quiero rayos de sol, tumbados en la arena…”. Málaga tiene kilómetros y kilómetros de playa para que la distancia de seguridad entre sombrilla y sombrilla no sea un problema.

Málaga – La Malagueta y Pedregalejo

Si decides pasarte por La Malagueta podrás disfrutar de unas increíbles vistas tanto de las montañas como del muelle reconstruido. También podrás hacerte una foto con las características letras de su nombre escrito en las arenas de esta playa con bandera azul.

En Pedregalejo podrás caminar por el paseo marítimo más peculiar de la ciudad, ya que se trata del barrio de pescadores más antiguo de la ciudad. Adéntrate en las tradiciones malagueñas preparando unos espetos en las casetas que hay situadas en la playa.

Nerja – Calahonda y Maro

Bajo el balcón de Europa tienes la playa de Calahonda, que se caracteriza por una arena de color gris oscuro y unas aguas azul turquesa que incitan a ser como La Sirenita y quedarte Bajo el mar. Con el centro de la ciudad a un paso y la cantidad de servicios que tiene, es una parada obligada para cualquier amante del sol.

La playa de Maro cuenta con todo tipo de servicios y ofertas gastronómicas para hacerla el lugar idóneo para tener una experiencia redonda. Y si te va la actividad física solo tienes que elegir entre uno de los múltiples deportes acuáticos de los que dispone, como el piragüismo o el kayak.

Marbella – Puerto Banús y Capobino

Las aguas cálidas y tranquilas de Puerto Banús son la cuna de los salseos veraniegos. Cuenta con servicios, comercios y diferentes actividades, que lo convierten en el lugar predilecto de muchas celebrities para pasar el verano. Quién sabe, quizás consigas plantar tu toalla a 2 metros de la de algún famoso en la playa.

La playa de Capobino se encuentra en medio de un entorno natural, rodeada por las Dunas de Artola y con la Torre Ladrones en sus proximidades. Está considerada semi-nudista y es muy popular entre la comunidad LGBT.

Fuengirola – Castillo y Carvajal

La playa del Castillo está situada a los pies del Castillo Sohail. Cuenta con la bandera azul y un área especial para los perros. Es una zona tranquila, alejada del centro de la ciudad, el sueño de cualquier persona que busque desconectar del bullicio de la urbe.

La playa de Carvajal es ideal para aquellos que quieren andar metros sin que el agua les cubra. Tienes a tu disposición equipos para practicar deportes acuáticos de todo tipo, canchas de voley-playa y hasta un mini parque acuático, el Costa WaterPark.

Torremolinos – Bajondillo

Bajondillo es una de las playas favoritas tanto de turistas como de lugareños. Su paseo marítimo tiene innumerables tiendas para hacerte una buena sesión de shopping.

Recuerda que siempre puedes hacerte un dos por uno y disfrutar de una cerveza tostada bien fresquita mientras te tuestas al sol y después visitar algunos de los chiringuitos más icónicos de sus 160 kilómetros de playa:

Qué ver en la ciudad

¿Cansado de vivir de recuerdos en tus redes? Es momento de renovar tu álbum de selfies modo turista, así que coge tus bambas y saca tu perfil bueno a pasear por el centro histórico de Málaga.

El primer mustque tienes que visitar en pleno centro es el Teatro Romano, donde podrás ver el Centro de Interpretación del Teatro Romano en la plaza de enfrente. Este centro presenta una exposición del mundo romano, enriquecida por las piezas encontradas durante las obras de restauración del teatro.

La siguiente parada es la Alcazaba, fortaleza conectada al castillo de Gibralfaro a través de un camino amurallado, La Coracha. La Alcazaba es el sitio ideal para hacer una pausa y tomar el solecito en el bar de su interior.

Pon rumbo a la Plaza del Obispo, lugar en el que se encuentra el Palacio Episcopal, que ha sido adaptado para ser la sede del Museo Diocesano del Arte Sacro de Málaga. Aprovecha y acércate hasta la Catedral de Málaga para una foto postureo por todo lo alto, date un paseo por el pasaje Chinitas hasta la plaza de la Constitución o tírate un rato de tranqui en el Parque de Málaga.

Si te apetece seguir de museos, te recomendamos el Museo de Málaga, y el Museo Carmen Thyssen. Si te sientes más cubista, no dudes en visitar el Museo Picasso, ¡seguro que acabarás a cuadros!

Qué comer

Sabemos que en estos meses has aprendido mil y una recetas, pero nada se va a parecer a la sensación de tomar una bebida fresquita con una buena tapa. Eso le quita las penas a cualquiera.

Málaga tiene una oferta gastronómica para todos los gustos: espetos, pescaíto frito, porra antequerana, berza malagueña, ensalada malagueña, ajoblanco, conchas finas, bienmesabe, camperos…

Deja que el chef que ha aflorado durante la cuarentena se tome un descanso, así que cuelga el delantal por unos días y prepárate para un tapeo en El Pimpi o una buena comida por el barrio de Pedregalejo.

Y con tanto por ver, si tienes miedo de perderte algo, el Ayuntamiento de Málaga pone a tu disposición una audioguía para que puedas recorrer la ciudad a golpe de smartphone.

 

1

6