Síguenos en

El Coronavirus y la economía

Hablar sobre cómo va a evolucionar la economía tras una determinada situación es complicado y más tras una situación tan nueva para todos como la que vivimos actualmente, pero los especialistas están planteando varios escenarios que podemos encontrarnos. Vamos a repasarlos.

¡Hemos frenado al virus!

El confinamiento se reduce paulatinamente, aunque mantenemos el distanciamiento social. Adiós a los festivales de verano y los abrazos siguen limitados. El teletrabajo se mantiene en aquellos trabajos que es posible y los principales proveedores de ocio van recuperando poco a poco su actividad, eso sí, con restricciones. Y no, nada de irse de viaje al extranjero de momento. Podremos evitar una nueva cuarentena futura al estar mejor preparados ahora que lo que estábamos en el momento que el Covid-19 llegó a nuestras vidas.

Habrá una contracción económica pero la curva económica tendrá forma de U (las deseconomías de escala se inician tan pronto como terminan las economías de escala).

¿Volverá a casa por Navidad?

Llegará el invierno y el bicho probablemente resurja de sus cenizas y nos toque vivir, probablemente, un rebrote de contagios y, por tanto, un segundo aislamiento. Pese a que tengamos una experiencia previa, la salida gradual de esta nueva cuarentena no llegaría hasta abril del 2021. Esto provocaría una recuperación económica en forma de W (aceleración rápida en la actividad, tras otra recaída para una reactivación posterior).

El mejor escenario

Si conseguimos finalizar la cuarentena tan pronto como la curva de contagios se aplane, y asumiendo que el virus no vuelva en invierno (ya sea por inmunidad adquirida o por la efectividad de las medidas establecidas), las acciones puestas en marcha por los gobiernos pueden originar un crecimiento fuerte y rápido, consiguiendo una curva en V (vuelta a los niveles previos a la crisis de una forma rápida).

Crecer ante la adversidad

¿Qué pasa si hay rebrotes del virus en fechas próximas y el confinamiento aumenta? La economía no volvería a la normalidad hasta bien entrado el 2021. La recuperación económica sería lenta y poco pronunciada, generando un modelo en L (profunda crisis y recobro lento de la actividad). Podríamos hacer historia por una contracción económica con unas pérdidas anuales monumentales. Sería la hora de apretarnos el cinturón, pero no todo es malo, conociéndonos conseguiríamos reinventarnos y salir adelante. Si algo caracteriza al ser humano es que es capaz de sobreponerse a todo.

Sea cual sea el escenario que nos toque vivir, prepárate para él. Con la cuenta de Joven In tú tienes el control y podrás gestionar tus ahorros para ser la hormiga del cuento (y no la cigarra), y estar preparado ante lo que venga. Y si necesitas un chute de liquidez con los préstamos Joven In podrás hacer frente a los pagos que necesites cubrir y seguir adelante con tus proyectos.