Síguenos en
cabecera-home-saca-tu-lado-mas-in

San Francisco – Descubriendo el norte de California

golde-gate-san-francisco

Empezamos nuestro viaje en la famosa colina de Twin Peaks disfrutando de las mejores vistas de la ciudad y la Bahía de San Francisco. Quizás te parezca un poco alejado, pero desde allí iremos bajando hasta los puntos turísticos del centro.

Siguiente parada: ¡el Golden Gate! ¿Hay alguien que no lo conozca? Quizás, lo más representativo de la ciudad. ¿Sabías que por él llegan a circular en un día hasta 100.000 coches? Justo al lado del puente se encuentra Sausalito, una pequeña población pesquera con mucho, mucho encanto. Alejada del ritmo frenético de la gran ciudad, es el lugar perfecto para relajarse y disfrutar de un buen paseo.

Y ahora sí, nos adentramos en el corazón de San Francisco. Seguro que estás deseando pisar sus famosas cuestas –que tanto habrás visto en series y películas americanas-, subirte al tranvía o llenar tu Instagram de fotos de las famosas casas victorianas, también conocidas como Painted Ladies. Para ello, deberás dirigirte al distrito de Nob Hill, donde destacan Hyde Street y la calle Lombard. Y, en cuanto al tranvía, has de saber que solo sigue funcionando la línea que conecta la zona centro con la costa, así que ya imaginarás nuestro siguiente destino, ¿no?

1

5

Nos dirigimos al antiguo puerto pesquero Fisherman’s Wharf que, entre otras cosas, nos ofrece unas vistas de Alcatraz. Aquí, el Pier 39 concentra casi todo el atractivo, convirtiéndose en uno de los puntos más turísticos del puerto. Si el tiempo acompaña, es el sitio ideal para disfrutar de las atracciones, ver a los leones marinos que habitan en él o pegarte una buena comilona. No es difícil encontrar a lo largo del muelle diferentes restaurantes y puestos que ofrecen los platos típicos de allí, como el clásico Dungeness Crab –a base de cangrejo, espinacas y fideos chinos- o la Clam Chowder –sopa de almeja servida dentro de un bollo de pan-.

Pero San Francisco tiene otras muchas cosas que ofrecer… Si sus platos de marisco no te convencen, puedes optar por una hamburguesa de In&Out, la cadena más famosa de EE.UU., o adentrarte en Chinatown y Little Italy y disfrutar de la cocina típica de cada región. Son dos barrios, uno pegado al otro, muy pintorescos, llenos de ambiente y de color. Sin duda, otra de las paradas obligatorias.

Y si tienes tiempo de sobra, aquí una última recomendación: Silicon Valley. Lo del tiempo lo decimos porque se encuentra a las afueras, pero si te apetece hacer una excursión, puedes ir a visitar las sedes de Apple y Google.

Aviso: San Francisco no es una ciudad especialmente barata, pero es posible encontrar alojamientos céntricos a precios asequibles, como el Elements Hotel o Hostel Green Tortoise.

California, ¡allá vamos!